Publicado el por en Nacional, Tendencias.

La tendencia actual de bautizar a los bebés con nombres que no se usaban hace más de cien años ha alertado a la Registraduría, quien, en un comunicado, informa que varios de ellos han agotado completamente su inventario.

Esta moda, a la que los millennials llaman “abueling”, consiste en buscar nombres de personas de la tercera edad para nombrar a sus hijos, quienes al poco tiempo de nacer ya están pidiendo que le bajen a la música y saltándose las filas de los bancos.

“Hasta hace unos años, las parejas buscaban nombres normales para sus hijos, lo que los hacía menos propensos al matoneo, pero hoy, con la necesidad de crearles cuenta en Instagram desde la primera ecografía, los padres han recurrido a nombres del siglo XIX para dar cierta exclusividad a los pequeños. El problema es que ahora todos tienen los mismos nombres anacrónicos”, explicó el sociólogo Fabián Sandoval, tomando coñac dentro de un anticuario.

Es así como la Registraduría hizo pública la lista de los nombres de abuelo más usados por los colombianos, entre la que se destacan, en orden alfabético: Ananías, Brígida, Crecenciana, Cástulo, Diosgracias, Eduviges, Escolástico, Fronilda, Gertrudis, Mercedaria, Nicanor, Petronila, Tiburcia, Ulpiano, Venancia y Zenón.

Las notarías no permitirán más bautizos con nombres geriátricos hasta que se surta de nuevo el inventario e invitan a retomar clásicos en desuso como Sandra, Andrés, Jorge o Diana.

Comentarios

Comentarios