Publicado el por en Deportes.

Nairo Quintana sorprendió hoy con una declaración al terminar la novena etapa del Tour de Francia en Andorra. Ante las insistentes preguntas sobre por qué no se ha decidido a atacar al actual campeón y portador de la camiseta amarilla, el británico Chris Froome, el ganador del Giro de Italia 2014 fue contundente. “Terminen ese verraco deprimido de la calle 94 y ataco, ahí se las dejo”, dicho esto abandonó la sala de prensa ante el desconcierto de la prensa internacional que inmediatamente procedió a buscar en Google la obra a la cuál hizo alusión el de Cómbita, Boyacá.

El deprimido de la 94 es una intersección vial de la capital colombiana que completa cinco años en obra y cuyo costo se ha cuadruplicado. Hoy es incierta su fecha de entrega, incluso si será algún día entregado.  Su nombre obedece a que una de las vías que pasan por el lugar será deprimida, pero lo paradójico es que los únicos deprimidos que ha dejado la iniciativa son por lo menos 42 vecinos hoy internados en un centro siquiátrico habilitado especialmente para la ocasión. Recientemente un edificio inteligente ubicado en la zona se negó a pagar el impuesto de valorización ligado a la obra.

“Estamos de buenas: al menos no exigió que los hijos de Uribe muestren por fin sus declaraciones de renta”, bromeó un periodista colombiano presente en el lugar.

Comentarios

Comentarios