Publicado el por en Cultura, Superación.

Esta no es una buena noticia para los seguidores de los agüeros de fin de año, la buena fortuna y las supersticiones para el año nuevo.

Todo radica en la investigación de científicos de la Universidad Woodrow Wilson de West Virginia, USA; que advirtieron que la utilización del pigmento Amarillo #5 (pigmento utilizado en la industria de los cucos amarillos), tiene un principio activo proveniente de isótopos de azufre, que bloquean el flujo de moléculas de derivados del oxígeno, ocasiona un notorio efecto alopécico, es decir, que promueve la caída del pelo.

Este descubrimiento ya había sido documentado por la industria alimenticia, pero en esta oportunidad, los consumidores del sector textil y de la confección de prendas íntimas y lencería para dama, son los principales afectados, más ahora cuando se aproxima la temporada en que se dispara el consumo de estas prendas, que además de traer la buena fortuna para el año nuevo, hacen parte de las costumbres y agüeros de los colombianos.

La investigación de los científicos de la Woodrow Wilson University, afirma que han sido reportados 974 casos de calvicie y más de 1.454 casos de irritaciones vaginales, y se registra que ha aumentado la proliferación de casos de candidiasis severa en la mayoría de las pacientes.

Uno de los primeros síntomas, es una molesta y constante rasquiña en el área púbica, rectal y pubocoxígea, producto de la irritación ocasionada por el agente colorante químico. Astrólogos consultados por este medio de comunicación, recomiendan que cuando se detecten estos síntomas lo mejor es hacer uso de los reconocidos baños, tanto de “las siete hierbas”, como los conocidos popularmente como “de asiento”.

Al respecto, Walter Donato, gerente de producción de la ‘Feria del Brasier y solo cucos’, uno de los principales expendios de estas prendas en esta temporada del año, aclaró que las prendas que ellos distribuyen nada tienen que ver con las prendas teñidas con este agente químico, “nuestras prendas están garantizadas para que nuestras clientas retengan la suerte y la buena fortuna entre sus piernas, y mantengan lejos las envidias, las críticas y las malas energías durante todo el año que viene”.

Araminta Carvajal, astróloga y reconocida pitonisa, manifiesta que “el color amarillo, es sinónimo de abundancia, de las cosechas que el astro sol trae para cada uno de nosotros, y el tener este color en la zona reproductiva, la que trae la vida, es el mejor augurio para que esta abundancia se traduzca en riqueza en este nuevo año”, afirmó la astróloga, sin embargo al consultarle sobre los riesgos detectados por los científicos norteamericanos, afirmó, “debemos hacer caso omiso de este tipo de creencias, que lo único que hacen es sembrar el pánico entre las personas que solo quieren atraer la prosperidad y alejar las malas vibras, cada quien tiene la virtud de sentir estas energías, más aún cuando son benéficas”.

Ante este panorama, una de las alternativas recomendadas por expertos en el tema es la utilización de este tipo de prendas en diferentes gamas de los colores cálidos, colores que varían entre el rojo pasión y el naranja papaya, así la fogosidad se mantendrá en el año venidero.

Néstor Ballesteros, corresponsal.

Comentarios

Comentarios