Publicado el por en Judicial.

El gobierno de Colombia ha solicitado inhabiliar a la empresa Odebrecht por 20 años para contratar con el Estado. Al respecto, el director de la Agencia de Defensa Jurídica, Camilo Gómez, manifestó que el país le cerrará las puertas a Odebrecht “una vez la empresa termine de construirlas”.

Esta compañía se ha visto involucrada en escándalos de sobornos transnacionales y sobreprecios en obras no concluidas. Uno de sus relacionistas públicos, Carlos Stafa, habló con Actualidad Panamericana para limpiar el nombre de la transnacional: “Yo sé que la situación se ve mal después de todo lo que ha pasado, sé que no se ve bien que le intentamos pagar 96 mil millones de dólares a Colombia a cambio de que nos perdonara todo y seguir trabajando como si nada, y sé que no se ve bien que no terminemos casi ninguna obra de las que empezamos pero, puedes escribir una buena noticia nuestra, que nos haga ver bien, tú sabes, después nos arreglamos ahí“ declaró Carlos Stafa mientras nos trataba de entregar una bolsa de basura negra y 2 chocolatinas por debajo de la mesa. Una actuación en franca contravía de las políticas de recepción de estímulos polémicos de esta corporación las cuáles son enfáticas en que la bolsa o chuspa debe ser de los almacenes la 14 de ahí que esta no haya sido recibida, únicamente las chocolatinas.

Después de no poder sobornar a nadie nuevamente, ni cambiar la condena de 20 años a 20 años pero de perro, Odebrecht se vio ante la posibilidad de ser inhabilitada y que le cerraran las puertas de Colombia; sin embargo, la construcción de las puertas estaban a su cargo y manifestaron que necesitarán para culminarlas una inversión de 200millones de dólares, los materiales faltantes para la puerta y 2 chocolatinas que se comieron unos periodistas sin dar nada a cambio.

El Gobierno se ha negado a dicha petición y decidió que lo mejor por ahora será dejar la puerta como la deja cualquier madre después de entrar al cuarto del hijo en la noche a pedir un favor: entrecerrada.

Henningsmeyer, corresponsal.

Comentarios

Comentarios