Publicado el por en Deportes.

En aprietos terminó el nuevo líder del Tour de Francia luego de golpear a un aficionado colombiano que se le atravesó durante un ascenso de la octava etapa de la más importante carrera por etapas del calendario.

“Llegué al hotel y me estaba esperando una citación de la fiscalía francesa. Todo esto es muy confuso para mí, yo ya ofrecí excusas, fue una situación fruto del estrés de la carrera”, declaró a BBC el nacido en Kenia.

La situación es compleja para Froome en la medida en que el ciudadano colombiano, cuya identidad permanece en reserva, llegó al despacho del Instituto de Medicina Legal francés seccional Hautes-pyrenees “arrastrándose y con escandalosas muestras de dolor poco habituales en esta dependencia”, según confirmó un funcionario de la dependencia también a la BBC. “Fue tanto el escándalo que el médico de turno, desesperado, le preguntó que quería a cambio de que se calmara y el ahí pidió que una incapacidad de un mes”.

“El señor dice además que su golpe le ocasionó un politraumatismo que luego degeneró en arterioesclerosis exprés, condición que lo va a dejar posiblemente impedido para desempeñarse profesionalmente. Afirma también que existió daño sicológico severo, pues el golpe fue idéntico ‘a los gatos que le pegaba a diario su hermano mayor’, lo cual ocasionó que reviviera un cuadro de ansiedad severo en el que a esta hora se encuentra sumido”, aseguró un vocero del Team Sky, que ha asumido temporalmente la defensa de su integrante estrella.

“Chris es un hombre pacífico, no quiere problemas, él quiere conciliar, pero no va a ser posible, la víctima ha sido clara en que ese ‘gringo se va de código penal'”.

Comentarios

Comentarios