Publicado el por en Interné, Judicial.

El director del INPEC, general Jorge Luis Ramírez Aragón, dio a conocer esta mañana el proyecto con el que se planea solucionar en gran parte la crisis carcelaria que desde hace unos años afronta el país. Motivado por la acogida que ha tenido el Black Friday en Colombia,  ha decidido implementar para esta tarde una especie de “ofertón” destinado a los presos interesados en resolver su situación en el menor tiempo posible.

Es así como mandando un mensaje de texto con la palabra CULPABLE, los reos estarían accediendo de inmediato a reducciones en la pena de hasta el 60%. “Dado el fácil acceso a telefonía móvil al interior en las cárceles, decidimos que era el momento para lanzar este proyecto” dijo el director. “Hace unos años esto era impensable, pero ahora afortunadamente la mayoría de prisioneros cuenta con dispositivos móviles, y sus planes les permitirán gozar de este privilegio”.

Aunque hay temas de los que poco se habla, como el precio del mensaje de texto y que operadores estarían prestando el servicio, fuentes cercanas al director hablan de un monto entre los $5.432 y $8.900, y que por la falta de tiempo solo Claro estaría en capacidad de prestar el servicio, aún así muchos presos no pierden la ilusión. Es el caso de Diomedes Uribe, un delincuente con una sentencia de 25 años de cárcel, por la que sólo ha pagado cinco y que en medio de risas espera que alguien le regale un mensaje “la verdad yo si soy bandido, pero chimba volver afuera. Soy Movistar pero el Brayan me dijo que me prestaba el de el, y yo a ese man le copio, si me entiende?”, afirmó Uribe.

Finalmente Ramírez Aragón no quiso entrar en polémica ante cuestionamientos sobre el alcance de esta promoción en lo relacionado con los procesos bajo el paraguas de la JEP. Tampoco escondió su entusiasmo al dar a conocer las cifras que calificó de prometedoras “en tres años podríamos estar hablando de cárceles con ocupación del 72%, ni Cartagena en temporada baja llega a esto!”, puntualizó el director. Razón tiene de sobra para tal emoción, pues actualmente en muchas penitenciarias del país, la sobrepoblación llega a ser de incluso 232%.

Julián Rojas, corresponsal.

Comentarios

Comentarios