Publicado el por en Salud y bienestar, Tecnología, Tendencias.

Karen Ana Restrepo es una de las mamás primerizas que confiesa que su embarazo fue planeado con el único fin de mejorar su popularidad en redes sociales.

Según cuenta, el número de likes en sus publicaciones en Instagram estaba disminuyendo día a día, pese a haber hecho todo tipo de pruebas para recuperar el interés de sus seguidores.

“Ensayé de todo: compré un gato, hice viajes por el mundo agarrada de la mano de mi novio, gasté mucho en restaurantes caros para tomarle foto al plato y hasta me tomé fotos sin ropa, pero las cifras seguían cayendo”, relata Karen Ana.

Al comparar sus cifras con las de sus amigas, notó que las que tenían bebés eran mucho más populares, así que dejó de tomar la píldora anticonceptiva y lo anunció en Facebook. Esta práctica se conoce en medicina como el método del algoritmo.

Desde que supo que estaba embarazada, su plan comenzó a tener éxito y sus publicaciones fueron cada vez más vistas. “Una de las fotos con más likes fue la de la prueba de embarazo. La transmisión del parto por Facebook Live tuvo más de 30.000 views, seguida por la receta de placenta con arveja y la historia en Instagram de la desprendida del ombligo de Selfi Gabriela”, explica Karen con ayuda de una presentación de Power Point.

Algunos conocidos de Karen Ana han mostrado preocupación por la exposición de la bebé desde antes de nacer. Las ecografías y fotos vergonzosas de los baños en tina, el entrenamiento para usar la bacinilla o la toma de temperatura rectal ya no se guardan en un álbum, como en el siglo pasado, sino que se publican en tiempo real por mamás exhibicionistas como Karen Ana.

Comentarios

Comentarios