Publicado el por en Política.

Iracundos se han mostrado miles de tuiteros de todo el país tras conocerse que el gobierno de Iván Duque tiene previsto poner en funcionamiento muy pronto  una Alta Consejería para la Tierra Caliente. Una oficina que, según se lee en la exposición de motivos del decreto que la crea, estaría encargada de priorizar todos los asuntos relativos a suplir las necesidades básicas ‘de lo que no es Bogotá y el altiplano cundiboyacense’.

Desde la Casa de Nariño voceros han aclarado que dicha denominación era apenas ‘un nombre de trabajo para el borrador de la norma’, que ‘así le puso el practicante que redactó el decreto pero que por supuesto  el nuevo despacho no iba a recibir tan polémica denominación”.

Indagado por este medio, el practicante se defendió asegurando que desde el primer momento el espíritu del decreto le fue comunicado en esos términos. “Hay que inventarse algo para todos los que vienen de tierra caliente a traer achiras y poner pereque”, aseguró haber escuchado más de una vez.

Pero no es la primera vez que desde el centro se producen noticias de este corte que producen natural indignación en quienes habitan zonas de clima cálido en el país, más de 30 millones de personas. Hace cuatro años produjo verdadera ira el asombro del entonces presidente, Juan Manuel Santos, al enterarse de que ‘más allá de Anapoima (Cundinamarca, donde está ubicada su casa de recreo)’ seguía siendo territorio colombiano en lugar de un inexplorado y peligroso territorio habitado por hadas y dragones.

Comentarios

Comentarios