Publicado el por en Salud y bienestar.

Angustiados se encuentran miles de padres de familia por el anuncio de un nuevo paro de maestros justo el 14 de febrero, en el que muchas parejas celebran el día de San Valentín.

Amparo Ballesteros, madre de 7 hijos en edad escolar y dos universitarios, expresó su molestia con los directivos de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode): “Pudiendo escoger cualquier fecha, se les ocurre mandar a los muchachos a la casa justo el día del amor y la amistad, un jueves cuando los papás estamos trabajando. Necesitamos que cambien el día porque ya sabemos lo que se ponen a hacer los noviecitos con la casa sola y no es precisamente tareas… ¡Irresponsables!”.

En un comunicado, Fecode pidió calma a los padres y recordó que el paro busca manifestarse por la vida, la salud y la defensa de la educación pública.

Otros papás más liberales han aprovechado esta coyuntura para hablar de sexo responsable y métodos de planificación con sus hijos, como Octavio Córdoba, padre de una joven de 15 años. “Yo no quiero ser abuelo todavía y tampoco puedo estar las 24 horas del día mirando lo que hace o no mi hija. A todos los papás nos dan pavor los paros, y mucho más en San Valentín”, declaró entre risas, “por eso estamos haciendo un repaso con estas cartillas que conseguí en Profamilia”. agregó bromeando que si los métodos anticonceptivos fallan, propondrá que bauticen al bebé como Fecodito.

En algunos grupos de WhatsApp, los padres más experimentados aconsejan llevarse los adolescentes al trabajo, ponerles la película “Adiós Cigüeña Adiós”, pedir el día por calamidad doméstica o incluso amarrar a los más precoces como a Odiseo pasando por la isla de las sirenas.

Investigación y fact checking: Absalón Letrado.

Comentarios

Comentarios