Publicado el por en Farándula, Salud y bienestar, Tendencias.

Nuevas imágenes publicadas por el elefante Melvin en su cuenta de Instagram han causado gran preocupación en el mundo debido a su extrema delgadez.

Melvin, imagen del cereal Choco Krispis, en el pasado llegó a pesar 250 kilos y ahora se ve demacrado y delgado con un aspecto juvenil que no corresponde a su edad. Sus seguidores se preguntan las causas de su dramática pérdida de peso, que puede influir en los jóvenes negativamente, llevándolos a dietas peligrosas o a caer en la anorexia o la bulimia.

El paquidermo de piel color chocolate ya había causado polémica por promover la tendencia del ayuno intermitente o intermittent fasting y la dieta paleo. En los últimos meses se había convertido en influencer del fitness y en imagen de un gimnasio de crossfit, donde constantemente publica selfies de sus nuevos abdominales.

“¿Dónde está mi Melvin bonachón y rollizo? Ahora es un millenial flacuchento, seguro que se come sus Choco Krispis con leche de almendra y batidos de proteína sin gluten”, expresó en su Twitter @parasertangordacasinosudo, una famosa bloguera y modelo de ropa plus size y curvy (para gordas).

El experto en personajes animales antropomorfos Iván Carreño dice que la transformación se debe a un exceso de corrección política en el mercadeo actual, donde todo resulta ofensivo y se hace demasiado caso a las protestas en redes: “Al paso que vamos, en unos meses el elefante tendrá que aclararse la piel, reducirse las orejas para no ofender a los orejones o hacerse la rinoplastia para que no digan que es demasiado trompón”, declaró.

Comentarios

Comentarios