Publicado el por en Bogotá, Judicial.

Indignada se mostró ayer Mariana Miró, neofilósofa y panadera artesanal, luego de que policías del CAI del Park Way en Bogotá le decomisaran la dosis de catnip o hierba gatuna que portaba para consumo personal.

“Venía de comprar la leche de gansa para el desayuno y como que el tombo me pilló el trasquile del capul y ahí mismo como siempre que la requisa. Yo iba limpia, menos por el puto catnip que le llevaba a Superintendente, mi gato, porque hoy cumple años su cachorro interior. Me preguntó que si era hierba y yo le dije que sí, pero gatuna, pero no lo importó, recitó como robot no se qué decreto y se la llevó”.

Miró-Torrelavega aseguró que su indignación, que ya había derivado en un grupo de Facebook y en una convocatoria para un plantón esta misma noche,  se transformó en risa cuando regresó a la zona del CAI al mediodía y, de lejos, vio como ‘esos tombos se botaban y quedaban con las paticas hacia arriba, babeaban y frotaban los cachetes contra sus motos, estaban relooookooooos parceee”.

Según pudo averiguar este portal, al parecer se trató de una interpretación errónea del reciente decreto que autoriza a la Policía a decomisar cualquier dosis de estupefacientes, medida que ha disparado la venta de corbatas en el país.

 

Comentarios

Comentarios