Publicado el por en Política.

Como irrevocable planteó su dimisión ante el consejo de Administración del edificio “Aguasclaras” la hasta ayer administradora Rosalba Velasco.

“Esto era tranquilo cuando la doctora salía temprano y volvía tarde, se hacía lo normal de una administración: pagar servicios, atender la queja del vecino al que se le está pasando la humedad por la pared que colinda con la que recibe el vapor del reverbero del celador,  mamarle gallo a los de la alcaldía menor con lo de la revisión del ascensor. Es decir, nada del otro mundo, todo manejable”, declaró.

“Pero ahora con esta señora pegada al citófono les soy sincera, esto se volvió un infierno. Empieza a las 7 am y termina a las 6pm: que por qué compraron anturios y no agapantos para las materas de la entrada; que ese espejo del ascensor está cundido de hongos; que hágame el favor y le dice al del 701 que el agua con la que está lavando las ventanas salpica las mías y tiene a la gata sin dormir y ella tiene derecho a sus 16 horas diarias de sueño que si no quiere que le meta una querella que yo soy capaz, que no me conoce, que es que no tiene acaso señal institucional y canal congreso en su Directv, mejor dicho,solo es que diga y se ven las caras en la inspección de policía”.

Conocida la determinación de Velasco, el Consejo en pleno decidió designar a la exparlamentaria en el cargo, decisión que esta, molesta, aceptó. “Bueno, al menos ya no me podrán decir que en la vida he administrado si quiera un parqueadero cuando me lance el año entrante a la alcaldía. ¡Porque este edificio tiene parqueadero y técnicamente yo lo voy a administrar también así el señor abusivo, mequetrefe, del 802 crea lo contrario y pretenda usar todo el parqueadero como depósito personal!”.

 

Comentarios

Comentarios