Publicado el por en Medellín.

Luego de la polémica por la presunta discriminación de la que habría sido objeto un músico en un restaurante del exclusivo sector de El Poblado, en Medellín, varios propietarios de estos establecimientos se comprometieron a modificar sus reglamentos para permitir el acceso a todas las personas, sin importar su vestimenta ni clase social.

Con este fin, lanzaron la campaña “El Poblado, con las puertas abiertas”. La única condición para el ingreso de quienes no puedan cumplir con el código de vestuario será que lo hagan en condición de objeto decorativo.

“Es un gana-gana para todos. Ellos pueden entrar y conocer nuestros negocios por dentro y nosotros podemos ofrecer a nuestros comensales la experiencia de compartir con un auténtico antioqueño”, explicó Paula Alzate, administradora de uno de los locales.

Por su parte, Eduardo Vélez, otro de los propietarios, destacó que esta idea puede atraer nuevos visitantes a la zona de restaurantes de El Poblado: “Llevamos años disfrazando a los meseros de campesinos paisas cuando la mayoría de los turistas no ha visto uno de verdad, en vivo y en directo. Desde hoy, la puerta está abierta para que, por fin, unamos estas dos culturas. Eso sí, les pedimos que por favor se limpien los pies al entrar”.

Los campesinos que se unan al programa deberán permanecer inmóviles en el horario que determine el propietario y dejarse tomar fotos con los visitantes. A cambio, podrán consumir ciertos alimentos del “menú incluyente”, que es una copia del menú para escoltas que ofrecen ciertos restaurantes bogotanos.

Comentarios

Comentarios