Publicado el por en Medellín, Tecnología.

La robot humanoide Sophia, que visita por estos días la ciudad de Medellín, tuvo que ser formateada tras recalentarse en una entrevista con el comediante Suso el Paspi.

Esta androide, famosa por su inteligencia artificial y por ser la primera robot en recibir la ciudadanía en Arabia Saudita, al parecer sufrió un desperfecto al no poder reconocer las expresiones faciales ni el dialecto del famoso presentador.

Sophia es capaz de realizar millones de operaciones por segundo pero quedó muda y comenzó a botar chispas con el acento único de Suso, caracterizado por introducir consonantes en medio de las palabras, haciendo difícil entenderlo tanto para humanos como para las máquinas.

En la pantalla que mostraba el cerebro de la robot, se veía cómo hacía esfuerzos por identificar el idioma del personaje. El español fue el primer lenguaje que descartó. Luego pasó a modo de reconocimiento facial. Lo identificó como “imitación exagerada de Don Chinche en versión paisa”, pero el abundante maquillaje imposibilitó la tarea de entenderlo.

Tampoco supo reaccionar cuando fue condecorada con un collar de arepas en el auditorio de la Universidad Pontificia Bolivariana. “Arepa es comida, no va en el cuello. Error, error ome gonorrea ome”, fueron sus últimas palabras.

Su inventor, David Hanson, prefirió desconectarla antes de que tuviera daños permanentes y tuvo que interrumpir la presentación durante dos horas, mientras se reinstalaba el sistema operativo.

El alcalde Federico Gutiérrez resaltó que es tal la innovación de la capital antioqueña que van un paso adelante de la robot más inteligente del mundo.

Comentarios

Comentarios