Publicado el por en Innovación.

Gracias a un novedoso emprendimiento tecnológico, muy pronto usted lo pensará dos veces antes de rechazar a los Testigos de Jehová que se acerquen a su puerta.

Se trata de una aplicación móvil llamada JehovApp, a la cual sus creadores llaman “el Uber de la religión”. Con esta aplicación instalada, ya disponible en Google Store y App Store, se le reconocerá en dinero cada minuto que usted escuche las “buenas nuevas del reino”.

Según sus creadores, “…esta aplicación realmente es ‘la Salvación’ por donde se la mire. Así como Uber o Airbnb conectan a los prestadores de un servicio con sus clientes, JehovApp hace más eficientes los recorridos de los Testigos de Jehová mientras que quienes escuchan reciben una remuneración justa por su valioso tiempo. En términos digitales, la ‘tasa de conversión’ ha aumentado un 430% desde que se empezó la campaña de instalación en las principales congregaciones del país”, explica Salomón Cruz, ingeniero creador de la App y miembro de esta religión desde hace cinco años.

Inicialmente, se está pagando un mínimo de $47 por minuto y este valor aumenta en horas de alta demanda. Al finalizar la evangelización, la persona que recibió la palabra recibe una notificación con su nuevo balance y puede calificar la charla dependiendo lo interesante del tema. Luego, puede retirar en cajeros o canjear por artículos o ropa en la tienda de los Testigos de Jehová.

“Antes de esta innovación, los evangelizadores eran recibidos con portazos, insultos y hasta animales bravos. Ahora, siempre son bienvenidos y logran cumplir en pocas horas su cuota de visitas en una planilla que ahora es electrónica. Ahora se desocupan más rápido y pueden aprovechar el sábado pasando tiempo de calidad con sus familias”, agrega Cruz.

Cada casa recibe un sticker con un código QR para el programa de fidelización. Otras funciones de esta aplicación son predicciones meteorológicas, cronómetro, alerta de preguntas difíciles y un mapa para marcar si una casa ya fue visitada o bloquearla si el dueño manifiesta no tener planes de cambiar de credo próximamente.

Comentarios

Comentarios