Publicado el por en Interné, Tecnología, Tendencias.

Trabajadoras sexuales de todo el país vienen realizando reuniones y consultando asesores con el fin de elevar ante el MinTIC una petición para que sea bloqueada la popular aplicación Tinder que permite a adultos establecer vínculos instantáneos, las más de las veces con fines de coito consentido.

Aseguran diversas voces consultadas que desde que apareció este servicio los ingresos de un sector importante de ellas -en particular las que cubren la demanda de los estratos más altos en sectores urbanos- ha visto “considerablemente menguados sus ingresos”.

En un tono muy coloquial, una de ellas explicó: “es que ahora cuando a un man le entra la arrechera, solo prende el aparatejo este y va levantando de una polvo. Ese es un cliente que perdemos, que antes nos buscaba, pero ya no, porque por culpa de ese Tinter de mierda le sale más práctico y encima gratis, es hora de que el gobierno proteja nuestra actividad, que es tan vieja como la costumbre de pedir CVY”.

La tensión ha llegado a tal punto que varias mujeres han reportado agresiones “por el solo hecho de tener la app instalada en el celu”. “Mientras me pegaban me decían que me estaba tirando el negocio”, aseguró una víctima.

Aunque no existe todavía una posición oficial, este medio pudo establecer que la pretensión tiene buen ambiente. “Es política de este gobierno frenar cualquier iniciativa tecnológica que afecte actividades o sectores previamente establecidos, y pues eso es lo que está pasando aquí. Yo creo que les va a ir bien”, afirmó una alta fuente con la condición de preservar su anonimato.

Lo que se pretende por parte del gremio es una norma que faculte a la Policía para ingresar a hogares donde se sospeche esté teniendo lugar una relación sexual previamente concertada a través de la aplicación y en caso de comprobarse se les obligue a pagar un impuesto que sería destinado a programas de reconversión laboral de las trabajadoras.

Así mismo se indaga la posibilidad de simplemente bloquearla después de las 11 PM o establecer el requisito para Colombia (en donde ya se pide pasado judicial a quienes se registran) de una prueba de alcoholemia previa a su apertura, la cual se podría realizar con el micrófono del teléfono gracias a una tecnología desarrollada por un grupo de emprendedores paisas.

Comentarios

Comentarios