Publicado el por en Bogotá, Cultura, Detodito, Medellín, Nacional.

En circunstancias confusas resultaron heridos esta mañana John Jairo Acevedo, Aníbal Vélez y Eleazar Zapata, después de que un arco iris interrumpiera un encuentro en donde estos se encontraban departiendo tranquilamente, tomándose unas copas y frotándose una foto del ex-presidente Álvaro Uribe en el cuerpo.

“Ave maría home, nosotros estábamos tardeando sabroso en el Pueblito Paisa”, asegura John Jairo Acevedo desde la Clínica del Sagrado Corazón en Medellín. “Nos estábamos aplicando unos guarilaques y posteando memes de apoyo al presidente Uribe en Facebook. Cuando de repente, de la nada, aparece un arco iris en medio de la plaza. Anibal gritó: ¡Rayo homosexualizador! y fue ahí que pasó la tragedia home gonorrea ome”.

Según narran testigos, los tres hombres, cuya amistad data de las épocas de las Convivir que fundara el ex-presidente y ex-gobernador de Antioquia, saltaron de sus sillas y cada uno desenfundó un revolver de su respectivo carriel, rodearon el arco iris y apuntaron sus armas con la precisión de un comando especial.

“Nosotros no tenemos nada contra esa comunidad” asegura Zapata. “Pero si creen que vamos a permitir que nos sometan a ver sus arco iris, sobretodo en esta capilla ardiente de la antioqueñidad, les va a quedar jodido. Es cuestión de respeto, pa-pá”.

A pesar de la presencia de menores de edad en el lugar y de que muchos transeúntes valerosos trataron de desescalar la situación, los tres protagonistas de esta triste historia procedieron a vaciar la munición de sus armas contra el fenómeno meteorológico sin percatarse de que cada uno estaba en la línea de fuego del otro, resultando heridos los tres y sus órganos vitales comprometidos gravemente debido al incidente.

“Mire, el caso es que finalmente logramos hacer por cuenta propia lo que ni las autoridades, ni la alcaldía de Medellín ha tenido el valor de hacer: Desaparecer el arco iris. Esa es la labor de los varones de nuestra raza con vocación de imperio, de imperio del bien pura sangre”, concluyó Acevedo. “Duélale a quién le duela así esta vez nos duela a nosotros en esta cama de hospital”.

El autoadjudicado valor de los tres hombres fue recompensado por su líder natural, el senador Uribe Vélez, quién les envió un saludo desde Twitter, motivo por el cual los tres hombres no dudaron en  gritar enloquecidxs.

Comentarios

Comentarios