Publicado el por en Farándula.

Gran confusión ha causado una campaña en redes sociales promovida por un grupo de tuiteras influyentes que busca que la gente deje de sentarse en los bancos de los parques.

La líder de esta iniciativa, Tati Urrutia, más conocida por su usuario de twitter @chispita1994, dice que su campaña, con el numeral #losbancosapestan, no busca provocar pánico ni incomodar a nadie, sino invitar cordialmente a sentarse en el piso, pues, según ella, la madera de este mobiliario urbano es de dudosa procedencia.

“Yo no estoy obligando a nadie a dejar de usar los bancos, sino que los invito con todo cariño a reencontrarse con en el pasto. Son dos cosas muy distintas. La gente es libre de sentarse donde quiera, pero recuerden que los que se sientan en los bancos tienen más riesgo de caerse o contraer hemorroides. No olviden darme like, seguirme en Instagram y suscribirse a mi canal de Youtube”, comentó la nativa digital, que esta semana ha ganado más de 8.000 seguidores.

Un agente de policía asignado al cuadrante, que pidió no ser identificado, afirma que “la ciudadana está ‘a esto’ de ser llevada a la UPJ, pues ya le hemos advertido que está incomodando mucho a los vecinos y hemos recibido muchas quejas, especialmente del señor que instaló esas bancas. Ella dice que ojalá la metamos a la guandoca, que ahí sí que la vamos a tener que oír y la verdad qué jartera esa cantaleta, ¿se imagina?”.

Uno de los vecinos de la influencer no ha comprendido todavía el objetivo de la campaña y comentó: “Yo saco todas las mañanas el perro a hacer sus necesidades y acostumbro a sentarme en el banco un rato a ver a la veci haciéndose selfis. Pero desde esta semana agarró a darme lora con que tenga cuidado que esta banca está sucia, que me puedo clavar una astilla y que ella cree que dentro de poco va a ser una banca rota. Yo no le paro bolas, pero veo que todavía aguanta y mucho (la banca, claro)”, afirmó mientras nos mostraba pantallazos del instagram de @chispita1994.

Mientras tanto, el hashtag sigue siendo trending topic con alternativas al mobiliario urbano como quedarse de pie, sentarse en los columpios, traer su propia butaca o simplemente, no salir de la casa. Otras tuiteras indignadas que se han unido a la causa han sido duramente criticadas, pues han sido vistas trinando desde la comodidad de un banco de parque.

Comentarios

Comentarios