Publicado el por en Deportes.

Una decisión calificada como salomónica por algunos e ‘increíblemente torpe’ por otros ha sido la comidilla hoy en la antesala de la final de la Copa Mundo Rusia 2018 entre Francia y Croacia.

Y es que tras la polémica por las protestas de colectivos feministas por los planos de mujeres bellas en las tribunas de los estadios en los que se disputa el torneo -reclamo que llevó al ente rector del fútbol mundial a ordenar a los productores suspender tales tomas- ahora ha decidido que en la final de mañana solo se muestren senos protuberantes masculinos. Los mismos que en las redes sociales se conocen como ‘man boobs’.  Se dice que también es posible algunas vistas del montículo que produce el aparato genital cuando se utilizan pantalones en extremo apretado, lo que en buena parte del mundo de habla hispana se conoce como ‘paquete’.

“Ya las chicos tuvieron su chance, ahora es justo que disfruten ellas. En la nueva Fifa estamos comprometidos con la igualdad a todo nivel y esta es una prueba contundente” afirmó hoy, de afán, el presidente de la entidad, Gianni Infantino.

La decisión ha sido motivo de honda controversia entre sectores activistas. Mientras algunos movimientos feministas no han dudado en referirse a ella ‘como una bofetada heteropatriarcal, una infame burla’, colectivos de esta misma orilla como ‘Free the nipple’ que busca acabar con el tabú en torno al pezón femenino la han aplaudido a rabiar.

Para ahorrarle trabajo al director de la transmisión en la búsqueda de varones protuberantes para ‘ponchar’ una cámara será instalada en el palco que ocupará la nutrida delegación de presidentes de clubes del fútbol profesional de Colombia.

Comentarios

Comentarios