Publicado el por en Política.

Nunca ha sido fácil adaptarse a una nueva vivienda. Tener que limpiar huellas de anteriores inquilinos, descubrir que arriba se baja la presión cuando se están bañando abajo, tener que asignar habitaciones y trastearse, o sentirse intranquilo en un nuevo espacio, son situaciones frecuentes cuando se estrena hogar.

Siempre un paso adelante, el Centro Democrático decidió en su último comité, de cara a un eventual triunfo de su candidato, Iván Duque, que éste podría sentirse incómodo o con encrucijadas en el alma si llega a la enorme casa de Nariño solo, y con decisiones tan complejas que tienen que tomarse para arreglar a Colombia y evitar su conversión al castrochavismo.

Así, ya en la recta final el CD propuso de manera unánime que el futuro presidente tuviera un “roomate”, alguien que ya hubiese vivido en la casona y que tuviera experiencia. La persona elegida, por no tener ya esposa o hijos que cuidar, por ser conocido por berraco y ahorrarse gusticos será el experimentado político y amigo cercano de Iván, el senador Álvaro Uribe Vélez.

Según miembros del CD, “nuestro futuro presidente es muy joven y está acostumbrado a vivir en apartamentos pequeñitos, así como el que tiene en Washington (…) y vea, el senador Uribe va a ser un excelente roommate, no es rumbero ni bebedor, le gusta la limpieza y es muy buen muchacho, además él sabe quien entra a la casa desde el sótano hasta la terraza, entonces él va a calmar a Iván ante cualquier ruido raro (…) el dotor hasta conoce los fantasmitas de palacio, entonces los espantará para que el presidente Duque no se vaya a inquietar (risas)”.

Duque, con apoyo de su partido ha empezado a planear cómo será la distribución de cuartos, para que desde ya sea más fácil su adaptación. AP supo que el nuevo presidente ocupará la habitación donde durmieron Tomás y Jerónimo Uribe y Martín Santos, que estará equipada con un play station con todos los juegos, una cancha de minifutbol, pista de baile y estudio musical.

“Iván podrá divertirse en su nuevo cuarto (…) mientras nuestro expresidente eterno ocupará la habitación principal por que ud sabe – él es como padre para todos nosotros (…) pero eso sí, las dos habitaciones tendrán un intercomunicador con video para estar pendientes, si el presidente tiene alguna pregunta, si está durmiendo mal o si tiene hambre, su nuevo compañero de casa pueda resolver cualquier crisis”, comentó un vocero del CD.

Con esta nueva decisión, el futuro presidente contará con un roommate como ninguno, que lo apoyará en las buenas y en las malas. Según Duque, en la actualidad es difícil encontrar compañeros de casa que sean pilos y que den buenos consejos: “colegas de fiesta hay muchos pero amigos de verdad hay pocos, y mi amigo el doctor Uribe y sus aliados, me ayudarán a tener el palacio en armonía, así como en la serie friends”, expresó el candidato muy motivado, y listo para su posesión este 7 de agosto.
Agatón Palmeras, corresponsal.

Comentarios

Comentarios