Publicado el por en Política.

El primer gran hecho político-científico del 2019 tuvo lugar hoy al confirmarse y verificarse el surgimiento de un problema para el cual el líder político colombiano Gustavo Petro ha confesado -de manera sincera y abierta- no tener solución fácil y obvia.

Se trata de un problema de desnivel histórico acumulado en un conjunto de seis distritos de riego sin interconexión de la provincia de Kgatleng que con el tiempo viene impactando el caudal de las aguas que por estos fluyen generando una inexplicable codependencia en la densidad fractal de los átomos rebeldes de hidrógeno clase 34 de los cuerpos acuáticos percibida únicamente por burras hembras en estado de gestación y con la necesidad -para que esto ocurra- de que se encuentre la luna en fase menguante y Saturno transitando por la quinta casa de Plutón encontrándose este en situación de ansiedad cósmica grado 456 en la escala de Krul.

“Solución, solución como tal, Petro sí la tiene. Todo en la vida tiene solución, menos la muerte, pero aquí, la verdad, Petro la ve como enredada, compleja, contingente y hasta demorada”, trinó quien es conocido en el mundo por tener una solución ‘fácil, obvia y antimafiosa’ a, entre otros, la conjetura de Hodge, las ecuaciones de Navier-Stokes, el problema de P frente a NP y la famosa conjetura de Poincaré.

A este punto se llegó por cuenta de la oferta de un excéntrico millonario de Wall Street cuya identidad permanece en reserva quien ofreció 100 dólares a quien encontrara alguna situación problemática en el planeta para la cual el excandidato presidencial colombiano no tuviera una manera sencilla de superarla. Un ciudadano de este país, cazador de este tipo de estímulos, contactó a Petro y le comunicó los detalles de la situación problemática.

Pero al envío del giro al beneficiario del singular estímulo le apareció un obstáculo: la misma familia de Petro ha dicho que este se ha ido por la tangente cada vez que le preguntan cómo hacer para no quemarse la piel en una piscina toda vez que el bloqueador que se usa para este fin se diluye rápidamente en el agua de la misma tras la primera sumergida y sin importar que en su empaque asegure ser resistente al preciado líquido.

 

Comentarios

Comentarios