Publicado el por en Política.

Agobiada por tener que recibir a diario recibos y correspondencia de una familia vecina de apellido Uribe, se declaró hoy la familia Duque Contreras residente del edificio Nathaly, barrio Modelia, occidente de Bogotá.

“Yo no entiendo, llevamos ambas familias veinte años acá y nunca había pasado. Ahora todos los días toca subir al piso nueve desde el segundo que en el que nosotros estamos a llevarles la correspondencia. Acá no hay ascensor y yo desde hace varios años sufro de las várices. Uno les colabora, porque hay amistad después de tantos años, pero todo tiene un límite, espero que pasen rápido ya esas elecciones”, afirmó Gladys de Duque.

“Pasa que la señora de la portería como que ya tiene sus años y ya le patina la memoria se la pasa todo el día pegada a ese televisor. De tanto ver noticias y debates arrancó a confundirnos a nosotros, los Duque, con los Uribe: uno hasta la entiende”, añade Germán Duque.

“Ella solo sale una vez al día a repartir correo, por eso después es que nos toca a nosotros subirle a los Uribe todo lo que les llega y ella nos mete a nosotros debajo de la puerta”.

El fenómeno al parecer no se limita a este edificio. En el grupo de Facebook “Duques Colombia” se han multiplicado las quejas por confusiones similares, siendo las más graves aquellas que injustamente han llevado a Datacrédito a Duques por deudas contraídas por Uribes.

Comentarios

Comentarios