Publicado el por en Entretenimiento, Farándula.

En cuidados intensivos se encuentra internado el rapero de género urbano Brayan Sneider Piraquive Piragauta, quien sufrió un colapso nervioso al regresar a su casa en Funza, Cundinamarca, antes de lo acostumbrado, y encontrar a su esposa Yurleydis Chamorro ataviada con una ruana, guantes, gorra de lana y medias de peluche.

En declaraciones ofrecidas a este medio, el artista manifestó con un temblor en la ceja: “Ya tu sabe… esto es demasiado, es algo que nunca imaginé que pudiera ser real, todas las chicas en los videos del génelo siempre apalecen ‘vilingas’ cuando están sola en la casa, bañándose en una tina con velas alrededol y tomando finos licores, no metida entle una luana y tomando aguadepanela con queso. Todo mi univelso se ha venido abajo, he peldido todo mi flow” -afirmó entre lágrimas- “como si fuera poco, debajo de la ruana tenía puesta un piyama rosada de franela y estaba escuchando a una tal Melcedes S. y Pablo M. y buscando agualdiente y canela para levolverle a la olla, yo sabía que esa junta con los universitalios de la casa del al lado podía ser peljudicial, pero no a ese extlemo”, agregó el cantante nacido en Tópaga, Boyacá.

Por su parte Yurley, compañera sentimental de Lil’ PiPi,  como se conoce en el mundo musical a su esposo, le dijo a Actualidad Panamericana que decidió vestirse después de sufrir tres veces neumonía y de estar siempre con las cortinas cerradas para que no la vieran los vecinos, además de que nunca le ha gustado el vino, pues ella es mas de chicha y pochola y de bañarse en la ducha en 5 minutos y ya: “eso de estar metida en la tina esperando a que mijito llegue sale muy costoso, con lo cara que está el agua; claro, como él no es el que queda como una uva pasa cada que se demora en llegar por culpa de los trancones o los derrumbes en la carretera y además la quitadera de la cera que queda regada en todas partes por tantas velas me tiene cansada, estar “sepsi” para él todo el tiempo es imposible con este frío tan berraco”, agregó finalmente la encapotada señora.

Comentarios

Comentarios