Publicado el por en Judicial, Tecnología.

Como “un logro, no se si importante, triste o irrelevante, pero logro al fin y al cabo” calificó ayer Giovanni Huertas, propietario de un vehículo Spark negro modelo 2013 en situación de tuneo y engalle el que ayer haya recibido la orden 1.000.000 para detenerse en un puesto de control de la Policía Nacional.

Como es bien conocido, esta institución adelanta desde hace dos años una ofensiva contra vehículos de este tipo sospechosos de utilizar la aplicación UberX para transportar pasajeros. Un esfuerzo que ha demandado recursos que ya superan los que en su momento exigió el Plan Colombia.

“Al comienzo claro que aburría, después desesperaba, de ahí pasé a una neurosis con tratamiento de sicólogo que afortunadamente me lo cubrió la EPS. Lo de la neurosis fue lo que me permitió llevar acá en esta libreta la cuenta de todas las paradas. Luego me dio fue por preguntarle al chupa o a la chupa por su fecha exacta de nacimiento y la cruzaba con la ubicación de Urano y Saturno en el momento exacto de la parada para así descifrar cuál el mensaje que cada retén traía del cosmos para mí. Pero era una carreta ya muy pesada y yo me volví muy huraño con eso y sin darme cuenta me alejé de los que me querían”.

Sollozando, añade: “Me separé, me quitaron el perrito que cargaba por maltrato porque sí, tengo que reconocerlo, por andar en lo de las cartas astrales dejé de pararle bolas, se me olvidaba alimentarlo. Pero todo eso a la larga, como toda la magia negra que es del maligno, no funcionó. Entonces ya pasé a lo que es ser sicópata y a esas cosas que terminan haciéndote mucho mal a ti y a los tuyos. Pero gracias a un amigo encontré a Cristo y es Él quien ahora me da la fortaleza y la serenidad para aguantar cada parada con pedida de papeles y esculcada del celular. Cada que me hacen la señal yo hago una oración y le digo a la patrullera que se entienda con Él que es mi luz, mi guía y ahora también mi tramitador, porque igual ya van 342.121 llevadas del carro a patios desde que lo encontré. Pero no importa, es el camino que Él ha trazado para mi y yo lo acepto con amor y alabanza. Toda la gloria y el papeleo para Él”.

Comentarios

Comentarios