Publicado el por en Deportes, Tecnología.

Largas filas se han visto frente a ópticas del país por cuenta de la preocupación de millones de colombianos por su salud visual luego de tener que presenciar los partidos de la Copa América en señal de muy baja definición.

Mientras la mayoría de estos establecimientos ha asumido una postura ética, informando a los ciudadanos que su visión, salvo condiciones preexistentes, está bien y que si están viendo borroso es por culpa de los operadores de cable y los canales privados y no de sus retinas, unos cuantos locales inescrupulosos han hecho su agosto.

“Hemos enviado una circular muy clara a todos los afiliados en la que les pedimos que no afecten la imagen, nítida, 20/20 cómo debe ser- del gremio aprovechándose de una angustia circunstancial y motivada por factores tecnológicos y no biológicos”, afirmó Ruben Lascuevas, presidente de la Federación Colombiana de Optómetras. “Al contrario, ya tenemos listo el convenio con la ANTV para distribuir en las ópticas del país el decodificador que le permitirá a los colombianos volver a ver fútbol en alta definición”.

Pero algunas manzanas podridas en el gremio han ignorado el llamado recetando lentes con varios grados de aumento. “Son unos pícaros. Se aprovechan sobre todo de los viejitos. Les ponen unas gafas con meros culos de botella, les cobran un dineral y, luego, cuando vuelven a protestar porque siguen sin poder diferenciar a James de Cristian Zapata, entonces les salen con que lo mejor es que se hagan operar. Y ahí es que ganan, porque el postoperatorio, en el que les dicen que van a seguir viendo mal, dura un mes, apenas para cuando se acabe la copa. Cruel”, declaró un empleado de uno de estos establecimientos que por obvias razones pidió reserva de su identidad.

Las distintas líneas 123 del país también han padecido por cuenta de esta deficiencia técnica. Durante el partido del equipo de Pekerman contra Estados Unidos el pasado viernes, se dispararon las llamadas de personas angustiadas por presentar supuestos síntomas previos a un desvanecimiento. Luego comprobaron que se trataba de televidentes y para el partido contra Paraguay ya contaron con un protocolo para dichas situaciones que comienza por la pregunta, ¿por casualidad usted está viendo el partido?.

Comentarios

Comentarios