Publicado el por en Deportes, Judicial.

Al resolver en primera instancia una tutela radicada por Samuel Henríquez Acosta un pensionado de Aguachica, el juez único promiscuo municipal de este municipio cesarense, Marco Tulio Muriel, le ordenó a la FIFA que la decisión sobre la validez o no de la polémica jugada sea sometida al nuevo recurso del video arbitraje asistido, VAR.

“La protección de los derechos fundamentales, en este caso el de la igualdad en la competición deportiva que excluye juzgamientos arbitrarios por parte, valga la redundancia, de árbitros con sesgo evidente por supuesto que es retroactiva en todo momento lugar toda vez que se trata, repetimos, de derechos fundamentales. Nojoda.”, se puede leer en la providencia.

En ella, el despacho le da un plazo de diez días hábiles a la Federación Internacional de Fútbol Asociado para que conforme un equipo arbitral que en una de las salas para este fin habilitadas en Rusia revise la jugada que, a juicio de la mayoría de colombianos constituyó un gol válido.

Expertos aseguran que la decisión puede producir un verdadero cisma en el deporte rey, toda vez que tiene a su favor el antecedente reciente de la decisión de la justicia suiza que obligó a suspender la sanción del delantero peruano Paolo Guerrero.

Algo así opina Mateo Cárdenas-Schweizer, profesor de la facultad de Derecho de la Universidad de los Andes. “Hoy está cada vez más claro que la justicia ordinaria prevalece sobre la deportiva, así que si esto toma tracción pues no veo opción distinta a que vuelvan a armar el Mundial y que pongan a Colombia a definir por la vía de los cobros desde el punto penal ese partido, eso sí, con los jugadores originales, así algunos ya sean consumidores asiduos de gaviscon como Yepes y Mondragón”.

A favor de los intereses de Colombia está que si la Fifa decide apelar la decisión esta solo se podrá radicar hasta agosto, es decir, ya habría transcurrido el plazo fijado. El motivo es la vacancia judicial de facto para poder disfrutar del Mundial, Rusia 2018 y ahora, por qué no, Brasil 2014 también.

Comentarios

Comentarios