Publicado el por en Política, Tecnología.

A la ayuda de un experto en salud mental tuvo que recurrir la familia de Ovidio Rojas, uribista purasangre de Armenia, Quindío tras la amarga experiencia que vivió con la cada vez más popular aplicación Candidater.

La herramienta, que permite encontrar el grado de afinidad del usuario con los candidatos tras la evaluación de 27 premisas previamente redactadas por 18 jóvenes de distinta filiación política, ha sido una de las novedades digitales más comentadas en esta campaña electoral.

Atraído por su popularidad, Rojas decidió utilizarla solo para confirmar, como dijo al comenzar, que lo suyo “era el doctor Uribe hasta la muerte y más allá”.

Tal convencimiento se derrumbó al conocer el resultado. Registró una afinidad del 76% con el candidato de izquierda Gustavo Petro. “Broncoaspiró, volteó los ojitos, tocó que mi novio que ha hecho cursos en la Cruz Roja le diera respiración boca a boca pero eso como que lo puso peor. El caso es que para alivio de todos al ratico se repuso pero sin dejar de llorar. Fue muy dramático porque él siempre ha sido de los que cree que los hombres no deben llorar y verlo así bañado en lágrimas nos tocó a todos. Entonces fue que a mi tío se le ocurrió pedirle una cita con un sicólogo amigo de la familia”, declaró su hija Mireya a este portal.

“Lo primero que hizo el sicólogo fue revisar qué fue lo que marcó mi papi para descartar un malentendido y sí, un montón de cosas de las que le repiten todos los jueves en la reunión del comité adulto mayor del Centro Democrático al que va resultaron que eran ideas de Petro”, explicó.

Convocar a una asamblea constituyente, no pararle bolas a la justicia cuando sale con un fallo contrario a la voluntad del querido líder, quitarle los permisos a los medios de comunicación independientes y el dogma de que el líder es bueno, bello y perfecto que no se equivoca y que cuando lo hace es porque la oposición conspira para hacértelo creer fueron algunas de ellas.

Inténtalo tú. AP cubre las tres primeras sesiones de una eventual terapia presentando pantallazo de esta noticia en la IPS Imer Machado de Fusagasugá:

Comentarios

Comentarios