Publicado el por en Economía.

De una manera inesperada se hizo presente Colombia en la más reciente edición de la revista Forbes dedicada a las empresas más rentables del planeta revelada ayer.

Los ingresos de un retén de la policía de carreteras ubicado en un lugar no especificado -por razones de seguridad, para los policías, dado el resurgir del secuestro y la extorsión- del departamento de Cundinamarca le permitieron a este puesto de control ocupar un honroso y sorprendente lugar 83 en dicho listado.

Voceros de la revista atribuyeron el hecho a un algoritmo nuevo “que tiene en cuenta transacciones en efectivo no reportadas en sistemas bancarios y al cual se recurrió dada la participación cada vez mayor del sector informal en las economías de países subdesarrollados”.

Conocida la noticia, altos oficiales de la institución policial en primera instancia expresaron su orgullo por el logro, “fruto de la directriz de mi general Nieto de estimular el liderazgo y la innovación en las filas”, pero una vez tradujeron el artículo utilizando la herramienta google translate procedieron a retractarse y a anunciar una investigación exhaustiva.

Horas después, el presidente, Juan Manuel Santos, anunció la conformación de otra comisión “de alto, altísimo, nivel” cuyo objetivo primordial será lograr que los patrulleros accionistas de esta empresa informal paguen sus aportes a salud y pensión con base en los ingresos que les abrieron las puertas de Forbes. De esta manera, aseguraron fuentes de Palacio, “sacaríamos del rojo las finanzas del sistema de salud y podríamos incluso incluir el botox en el POS”.

Comentarios

Comentarios