Publicado el por en Economía, Política.

La propuesta de una rebaja significativa en los salarios de los congresistas está cerca de hacerse realidad por un camino inesperado. Ante la idea de la mesa técnica conformada por todas las fuerzas políticas de pagarle a los parlamentarios ‘lo mismo que ganan hoy pero por prestación’, senadores y representantes de manera unánime aceptaron que su sueldo disminuyera a un salario mínimo legal a cambio de que esta idea no se haga realidad.

Un senador del partido Conservador reaccionó así cuando este portal le planteó dicha posibilidad: “¿Prestación? ¿Qué dijo? ¿Usted no sabe quién soy yo? Yo soy un congresista, jamás un cuentacobrista”.

Una respuesta menos emotiva y más argumentada fue la de un representante a la Cámara por Risaralda: “Hermano, puede que por prestación te digan que te pagan más. Pero si tu descuentas lo que pierdes en fotocopias, ampliaciones, certificaciones para que te creen como proveedor, llenado de formularios, horas de terapia por los traumas que te deja que te rechacen hasta veinte veces la cuenta que porque la composición química del papel no contenía la cantidad de calcio y fosfato requerida por la corporación o porque el formulario tenía que ser llenado con tinta de Kilometrico y no de micropunta Pelikan te juro parcero que sales perdiendo”.

“Hay otra trampa: ganando un mínimo sabes que todos los años tienes un aumento, que antes era una chichigua pero ahora con el doctor Uribe será un aumento de verdad, de varones. Con prestación de servicios jamás te van a subir un peso. Si Gerlein hubiera entrado por prestación en 1914 hoy seguiría ganando los cuatro pesos que eran el pago mensual de entonces”, añadió, por su parte, una senadora del Centro Democrático.

Un último argumento lo aportó un representante del Partido Conservador por el departamento de Córdoba: “Con mi contratico a término indefinido ganando así sea el mínimo por lo menos puedo sacar unos diitas para ir a visitar la parentela en Sahagún, pero es que por prestación no hay manera. Yo tengo una sobrina diseñadora a la que el otro día sorprendí buscando en el diccionario de la Rae en internet qué significaba vacaciones”.

Comentarios

Comentarios